Vanesa Chaparro, Diario de Cuyo (02/04/2021) A lo grande. Como los campeones se merecían. UPCN San Juan Voley retornó a la provincia en la siesta de ayer y fue recibido por su gente con bombos y banderas. El jueves por la noche, el Gremial consiguió por octava vez consagrarse en la Liga de Vóleibol Argentina tras derrotar a Ciudad Voley por 3-0 en la serie final (con parciales de 25-18. 25-22 y 25-19) que significó también el 23er título oficial desde que fue fundado en 2007.

Eran las 16,15 cuando arribó el colectivo pero, para sorpresa del centenar de hinchas que esperaban en la puerta del gremio, los jugadores ya se habían bajado del colectivo en calle Santa Fe y se abrieron paso caminando por el medio de la calle Sarmiento, con la Copa en mano. El clásico “Dale campeón, dale campeón”, retumbó en la desolada ciudad ante el grito de los fanáticos, que si bien intentaron respetar el distanciamiento y el uso del barbijo, poco pudieron hacer. Los abrazos para los campeones se multiplicaron. Los cánticos celebrando la Liga, también. UPCN acostumbró a sus hinchas a los festejos y a pesar que se viven tiempos de pandemia, los festejos no podían hacerse esperar.

Armoa: “Nunca dudamos de lo que queríamos”

Lógicamente feliz por una nueva consagración, el técnico de UPCN Fabián Armoa valoró lo realizado por sus dirigidos para poder alzarse con la octava Liga de Vóleibol Argentina y dijo que nunca dudó que se les podía escapar de las manos. “Estoy muy feliz por haber conseguido la octava Liga, jugamos como tenia que ser, habíamos jugado bien todo el año y en la final lo teníamos que hacer otra vez”, comentó. Consultado sobre la serie ante UVT que fue quizás la más difícil para el Gremial, el DT manifestó: “Para nosotros nunca estuvo en duda, tuvimos problemas y los superamos, nada más. No siempre se pueden ganar todos los partidos pero acá estamos, festejando otra vez”.

Después de 6 años, Junior volvió para ganar

El central de UPCN fue de los más efusivos en los festejos. Junior Sousa manifestó su alegría por volver al club de sus amores y conseguir una nueva Copa. “Todas tienen un sabor especial pero ésta sin dudas es la más especial por haber estado tanto tiempo lejos del club y volver, es importante porque sirve para seguir escribiendo la historia”, manifestó el central, en compañía de su esposa Florencia y su pequeño Donato. El brasileño retornó al club después de 6 años. Fichó en julio pasado y dijo que también la Liga tiene un significado especial por los duros momentos que se viven. “Fue un año complicado por la pandemia, jugando en burbuja y disputando muchos partidos en pocos días. Encima tuvimos dos casos de Covid que nos afectó en lo psicológico, pero nos superamos y aquí están los resultados”.